29 de diciembre, Día Internacional de la Biodiversidad

Home/Educando/29 de diciembre, Día Internacional de la Biodiversidad

29 de diciembre, Día Internacional de la Biodiversidad

El tamaño de Donostia (delimitado en azul) entre los años 1813-1864.

Hace 13 años, que la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 22 de mayo como el Día Internacional de la Diversidad Biológica. Dicho esto, es cierto también, que 5 años antes, se había decidido que este día debería celebrarse el 29 de diciembre, con la entrada en vigor del convenio sobre la Diversidad Biológica. La coincidencia con muchas festividades hace que se traslade al mes de mayo. En Haritzalde pensamos que este tema es demasiado serio como para relegarlo por otras celebraciones. Por eso traemos el 29 de diciembre a portada.

Por otra parte, hace 200 años, que se produzco el último incendio que padeció y arrasó prácticamente en su totalidad la ciudad de Donostia/San Sebastián y son 150 años transcurridos desde que dejó de ser plaza militar decidiéndose derribar sus murallas. Fue entonces cuando se inició la expansión urbana de Donostia, al principio de manera más o menor ordenada con unos criterios claros y donde la naturaleza y el paisaje se tenían en cuenta, hasta que a mediados del XX, con la aparición del Plan General de 1950 y los planes de ordenación de 1962 se empezó a gestar una nueva ciudad que poco atiende a criterios sociales o ambientales y mucho a criterios económicos cortoplacistas que nos llevan a la ruina.

Queremos unir hoy aquí ambas “celebraciones” al amparo del proyecto “Donostia 1813-2013” de Haritzalde Naturzaleen Elkartea, en el que queremos mostrar la evolución del municipio. Dicho proyecto tiene una componente social (exposición y web) y otra de investigación. La componente social consta de una EXPOSICIÓN donde el visitante puede contemplar:

  • En primer lugar un plano realizado por la Brigada de Ingenieros en 1852, donde se aprecia el espacio ocupado por la ciudad, y los diferentes barrios y pueblos del entorno, las superficies de las playas y las dunas, la ría, los fangos intermareales, las marismas, los prados, los manzanales, una ingente cantidad de caseríos dispersos en ellos y cómo el bosque original, que no conocía aún ni la visita del pino insigne ni ninguna otra conífera exótica, resistía en las vaguadas más importantes
  • En segundo lugar, un panel interpretativo donde tras una introducción histórica que nos remonta al año 1014, avanzamos desde 1813 hasta 1863-1864, citando los momentos y lugares más relevantes que han marcado el devenir de este municipio desde un punto de vista urbanístico. El fin es facilitar la interpretación de la evolución urbana y conocer a su vez conocer el gran patrimonio natural y cultural que entonces poseíamos y que a nuestro entender estamos dejando desaparecer
  • En tercer lugar, una serie de seis fotografías aéreas a escala similar para poder compararlas y donde se muestra la evolución del municipio desde 1954 hasta 2008 en el que se ve como la ciudad va eliminando metro a metro biodiversidad y paisaje, artificializando  progresivamente el entorno pero a la vez como vamos aumentando la distancia física entre los donostiarras que vivimos en el municipio lo que a su vez supone, un retroceso social.
  • Y en cuarto lugar, se exponen en un panel, los resultados del Inventario Forestal de 2005, en donde se puede apreciar la ocupación de suelo.

Esta exposición será mostrada el domingo 29 de diciembre de 10:00 a 20:00 en el Paseo de la Concha si hace buen tiempo o en la Plaza de Gipuzkoa, si llueve o hace viento. El proyecto tendrá su continuidad en 2014.

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.